Posteado por: lamezclaonline | marzo 10, 2010

Una pregunta

Hace varios días, los medios de comunicación dieron a conocer que dos partidos políticos (PRI-PAN) habían firmado un acuerdo para la aprobación del incremento de los impuestos, también dieron cuenta de que dos altos funcionarios, uno del Gobierno Federal y el otro del gobierno del Estado de México, fungieron como testigos del mencionado acuerdo, uno de ellos ni más ni menos el encargado de la política interior de la nación, el mismísimo secretario de gobernación, el otro, el secretario de gobierno del Estado de México, ambos testificaron que los dos partidos PRI-PAN, impulsarían el incremento del IVA a cambio del compromiso de que en las elecciones de 2011 en el estado de México, no se pudieran realizar alianzas con otros partidos en la contienda electoral, lo que ayudaría para que el PRI mantuviera se hegemonía en el Estado de México y así fortalecer aún más a su posible candidato a la presidencia de la república.
Los acuerdos políticos no tienen nada de malo, en el transcurso de nuestra incipiente democracia, estos se han realizado prácticamente en todas las contiendas electorales, incluso hubo acuerdos que se les llegó a llamar concertasesión, por que reflejaban compromisos más allá de las cuestiones meramente electorales, que tienen que ver con los porcentajes de la votación, mantener el registro o el número de legisladores que integrarían las bancadas por la vía plurinominal, entre otros.


En este caso, lo que llama la atención, es la presencia de los dos funcionarios, uno del Gobierno Federal y otro del gobierno estatal, ambos en calidad de testigos, en un acuerdo que nada tiene que ver con la función del poder ejecutivo y que los hace, por su posición en sus funciones ejecutivas, cuando menos, inmiscuirse en actividades legislativas, lo que obligadamente nos lleva a pensar si es correcto o no, el que estén estampadas sus firmas en el documento, además de que sólo un ingenuo pensaría que tanto el titular del ejecutivo federal, como el del ejecutivo local no sabían de tal acuerdo como se pretende aparentar, lo anterior resulta imposible por el encargo que ambos funcionarios ostentan, dejando ver de manera clara la intromisión de un poder en las actividades de otro y demostrando que el autoritarismo aún sigue vivo, al tratar de imponer acciones legislativas, para preservar espacios del poder ejecutivo, en el orden que sea, federal, estatal o municipal.
No conformes con lo anterior, al verse descubiertos ante la opinión pública, los actores del famoso acuerdo (PRI-PAN), se dedicaron en los días subsecuentes a culparse mutuamente, tachándose unos y otros, de traidores, unos por hacer público el convenio y otros por no cumplirlo.
Extrañamente el día de ayer, el presidente Felipe Calderón, coincide con el senador Manlio Fabio Beltrones y ambos hacen un llamado a sus correligionarios para superar los agravios, sumar esfuerzos y voluntades que permitan concretar los cambios institucionales que requiere México.
Por la extraña declaración, después de tantas acusaciones entre uno y otro partido (PRI-PAN), ahora resulta extraño el llamado que hacen el presidente Felipe Calderón y el senador Manlio, pues a lo que invitan a sus respectivos partidos, es a trabajar por la solución de los problemas que afectan a los mexicanos, que acaso no debería ser eso su tarea fundamental, o será que hay otro convenio firmado que los mexicanos aún no conocemos, sólo es una pregunta.

Via Rumbo de Mexico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: