Posteado por: lamezclaonline | abril 1, 2010

Versión de “psicóloga” de PGJEM, “un disparate”: Alberto Sladogna

El Psicoanalista Alberto Sladogna consideró “un disparate” la justificación que dió la psicoterapeuta que colabora con la PGJEM para alegar un supuesto “trastorno de personalidad” de la madre de Paulette.

La versión del supuesto “trastorno de personalidad” de la madre de la niña Paulette Gebera, Lizette Farah, fue duramente cuestionada por el psicoanalista Alberto Sladogna, quien calificó la versión de la psicoterapeuta Sandra Yadeum Angulo como “un disparate.”

Yadeum Angulo habría declarado que la madre de Paulette  “sí tiene características de personalidad que sorprenden, y por eso es una línea de investigación que estamos fortaleciendo. Estamos frente a una abogada, inteligente, audaz, astuta, fría, siempre se ha mantenido muy distante de la parte afectiva, sin apego -familiar–,   que ha mentido, son características que hablan de un trastorno”.

En entrevista para SDPnoticias.com, Sladogna señala que la definición de “trastorno” en psicología es arbitraria, ya que se aplica mediante la imposición de un poder (en este caso la Procuraduría General de Justicia del Estado de México) para descalificar comportamientos que no se ajustan a las definiciones pre-establecidas por ese poder.

Señala además que las razones que ha dado la PGJEM para establecer un supuesto trastorno de personalidad resultan inverosímiles, ya que el alegar que la madre de Paulette “ha mentido” para diagnosticarle un trastorno implicaría que diversos políticos, una mayoría de ellos, tendrían que ser diagnosticados como padeciendo un “trastorno de personalidad”.

El psicoanalista comenta lo siguiente:

“Lo que dice la “experta” o la “profesional” psicóloga es un verdadero disparate:

“a.-El trastorno de personalidad: es un diagnóstico abusivo y falto de fundamentos en la misma psiquiatría y psicología: si una niña se enoja pues no le dieron un juguete que reclama, puedo decir sufre de “trastorno de personalidad”; si a un transeúnte lo asaltan, en ese momento está alterado, entonces sufre un “trastorno de …”; si una pareja discute, ambos o uno de los dos. sufre un “trastorno de…”;

“b.- El “trastorno” está basado en una estupidez: yo tengo en mi poder la llave, he definido sin decirlo, qué es una persona sin trastorno. Y luego el poder-“científico; “político”, “ideológico”- me permite decir que X o Y tienen “trastornos” pues no cumple con la “normalidad” que definí previamente.

“Nota: la “normalidad” opera encubierta, en lo oscurito, no se dice que el “trastorno de personalidad” es una comparación entre lo “normal” -según mis criterios- y lo que a partir de allí será “anormal” pues no coincide con mis criterios;

“c.-Hay que consultar con un abogado penalista pues en otros países de Occidente: las declaraciones de esa experta serían suficientes para iniciarle un proceso. Ella dictamina “ha mentido”, eso es un cargo penal no puede ser el objeto de un diagnóstico “psicológico” lanzado en una conferencia de prensa contra alguien que todavía ni siquiera está acusado penalmente.

“Además “ha mentido” si eso es criterio para hacer un diagnóstico, no queda, salvo Amlo, político alguno que no sufra de “trastornos de personalidad” -recuerde el zafarrancho en el Congreso de diputados. Para  los políticos de izquierda o de derecha, mentir es su verdad; sus verdades son mentiras..

“La conferencia de prensa y los dichos producidos acomparten y fomentan los pre-juicios, los per-juicios de la gente ante un hecho de horror: la muerte de una niña. Que cada uno de nosotros tenga horror, indignación, angustia, temor está muy, aunque luego nos digan que padecemos de un “tratorno de…” Solo que quienes investigan no pueden orientarse por esos criterios que implican un “trastorno de personalidad” que a cada uno nos afectó frente a ese caso y muchos más.

“´Subrayo, esto no es para exculpar a quien haya sido, haya sido quien haya sido. El peligro es que eso transmite en la gente como idea “científica, probada, objetiva” el diagnóstico de “trastorno de personalidad”, es un diagnóstico sin bases.

Un añadido: los psiquiatras con buena y solida formación en México, en Uruguay, en Argentina, en Francia y hasta en los EEUU cuestionan y descartan el “trastorno de personalidad” pues es un diagnóstico inútil y es una fuente de manipulaciones, en México, por ejemplo, suele ser empleado para quitarle a tal o cual persona  la herencia. Jaime Avilés escribió un libro premiado sobre ese tema”

Fuente SDPnoticias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: