Posteado por: lamezclaonline | abril 12, 2010

Dudan de alcances del Renaut

La mayoría de consultados está de acuerdo con la existencia de este registro de celulares

Aunque hay en general un respaldo a la creación del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut), priva el escepticismo sobre el éxito que tendrá para abatir la extorsión telefónica. En cambio, se perciben temores sobre la protección de los datos personales, acerca del respeto a la privacidad y sobre las garantías para que no se persiga a inocentes en casos de extorsiones con teléfonos robados. Al finalizar el plazo para el registro, lo que ocurrió el pasado sábado, se apoya además una prórroga para los usuarios no registrados antes del 11 de abril, según se concluye de la encuesta telefónica nacional BGC-Excelsior en relación con este tema.

En principio se aprueba que haya un registro nacional de usuarios de teléfonos celulares: 59% está totalmente o bastante de acuerdo con esta medida, de acuerdo a lo que se observa en la tabla 1. No obstante, una minoría significativa se muestra poco de acuerdo o totalmente en desacuerdo (38%), debido principalmente al riesgo de vulnerar la privacidad de las personas, al posible mal uso de la información personal y a la percepción de poca utilidad para combatir la inseguridad, como puede verse en la tabla 2.

La opinión pública cree que existen razones válidas que justificaron la creación del Renaut (65%), como lo es el combate a la extorsión telefónica y elsecuestro.

Sin embargo, este registro está lejos de convencer a la amplia mayoría de que ayudará realmente para hacer frente a esos delitos, pues 57% piensa que el Renaut servirá poco o nada para abatirlos (tabla 3).

Se estima que el registro de celulares tiene limitaciones importantes para lograr impedir efectivamente la extorsióntelefónica.

Por la manera como se hace, hay consenso en que para un extorsionador será bastante factible registrar un celular con un nombre de usuario falso. Aquí se observa que 51% cree que le será muy fácil y 30% piensa que le será algo fácil.

Precisamente, por la posibilidad de que se registren nombres de usuarios falsos o que se utilicen celulares robados, la población se inclina más por creer que las extorsiones telefónicas no disminuirán (56%, tabla 4).

Peor aún, ante la eventualidad de que los extorsionadores roben celulares para cometer sus delitos, 72% (resultados tabla 5) piensa que la autoridad va a estar persiguiendo más a personas inocentes cuyos celulares fueron robados que a los verdaderos delincuentes.

La opinión pública ve evidentes riesgos con el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil en torno de la protección de la privacidad de las personas.

Sopesando las virtudes del Renaut para combatir delitos y los riesgos que conlleva por la posibilidad de que los datos personales incorporados en ese padrón de celulares sean mal usados, la población se inclina más por verlo como riesgoso (64%, tabla 6). Aunque se coincida en que con el registro la autoridad contará con mayor información para combatir a la delincuencia (63%), también hay bastante consenso con las ideas de que el Renaut viola el derecho a la privacidad (62%) y de que el gobierno va a poder espiar a los ciudadanos (63%, tabla siete).

Casi todos sabían de la obligación de los usuarios de teléfonos celulares de registrar su número antes del 11 de abril en el Renaut y de la advertencia de que a partir de esa fecha se cancelaría el servicio a quienes no lo hicieran: nueve de cada diez estaban enterados de ambasdisposiciones.

Al momento de levantar la encuesta, la mayoría de los entrevistados que contaban con teléfono celular manifestó haberse registrado ya en el Renaut (73%).

La población procedió a hacerlo así por temor a que le fueran a cortar el servicio (65%) y no por la voluntad personal de contribuir a un padrón o base de datos que considerara útil para combatir delitos.

El 27% que faltaba de registrarse expresó como principal causa el desconocimiento del procedimiento. Otras razones mencionadas para la falta de registro consistieron en la desconfianza con el manejo de los datos personales, la inconformidad con la medida y la falta de tiempo.

A unos días de que se cerrara el registro, se apoyaba una prórroga para quienes todavía no se habían apuntado. Ante la posibilidad de que miles se quedaran sin servicio al llegarse a la fecha fatal del 10 de abril, la población ampliamente respaldaba que se extendiera por un año el plazo para darse de alta en el Renaut (62 por ciento).

Ulises Beltrán y Alejandro Cruz

Fuente Excelsior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: