Posteado por: lamezclaonline | mayo 24, 2010

“Inversiones ilegales” de Moreno Valle, tema de campaña en Puebla

Como secretario de Finanzas de Puebla transfirió recursos públicos al extranjero: priístas, “No había autorización para realizarlas, pero no están prohibidas”, dice Fernando Manzanilla y La cantidad involucrada asciende a $106 millones 250 mil 983, sólo en nueve meses de 2000

Recursos públicos fueron transferidos al exterior para realizar inversiones especulativas que provocaron daño a las finanzas de Puebla. Las operaciones ocurrieron durante la gestión en la Secretaría de Finanzas de Rafael Moreno Valle, hoy candidato de una coalición de partidos liderada por Acción Nacional (PAN) al gobierno de esa entidad, de acuerdo con documentos de las intermediarias financieras que participaron en las transacciones y un dictamen oficial.

El proceso de gasto y aprobación de las cuentas públicas en el estado, hace siete años, tuvo entonces como protagonistas a los dos principales contendientes por la gubernatura en las elecciones que se realizarán en 40 días. El tema regresó del pasado y se volvió en la última semana el asunto más discutido en las campañas del PAN y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la renovación del Ejecutivo en el estado. Puebla ocupa el quinto lugar nacional en número de hogares y aporta 3.5 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país. 

Moreno Valle, el abanderado del blanquiazul, “puso en riesgo dinero de las finanzas públicas estatales para beneficiar a un broker (corredor de bolsa) amigo suyo”, dijo a este diario Jorge Estefan Chidiac, coordinador de políticas públicas de la campaña de Javier López Zavala, el candidato del tricolor.

El órgano de control y auditoría del estado de Puebla llegó a la conclusión de que las transferencias que hizo Moreno Valle de recursos públicos al exterior, para ser invertidos en operaciones bursátiles, fueron realizadas sin fundamento legal, y que la cantidad involucrada llegó a 106 millones 250 mil 983 pesos, sólo en nueve meses de 2000.

Moreno Valle, de 42 años de edad, militó en el PRI antes de llegar a senador por el PAN, en 2006. Fue secretario de Finanzas de Puebla entre 1999 y febrero de 2003.

“Puede ser correcto que no había autorización para realizar esas inversiones fuera de México”, dijo a este diario Fernando Manzanilla, coordinador de la campaña de Moreno Valle y subsecretario de Finanzas de Puebla en los años en que el abanderado panista ocupó el cargo. “Pero no hay una prohibición para realizarlas y básicamente ése fue el fundamento para hacerlas”, añadió.

Los funcionarios públicos sólo pueden realizar los actos para los que están facultados por las leyes. El artículo 117 de la Constitución General señala que las entidades federativas no pueden en ningún caso “contraer directa o indirectamente obligaciones o empréstitos con gobiernos de otras naciones, con sociedades o particulares extranjeros o cuando deban pagarse en moneda extranjera o fuera del territorio nacional”.

Documentos de los que tiene copia este diario muestran que, como secretario de Finanzas de Puebla, Moreno Valle canalizó hasta 157 millones de pesos para realizar operaciones en el exterior con las firmas financieras Paine Webber y CIBC World Markets Corp. Con los recursos de las arcas poblanas fueron adquiridos bonos del gobierno de Brasil, Chrysler Financial Corp, First Omni Bank Credit Card Master, Ford Auto Owner Trust y Bear Sterns Co.

En nombre de la Secretaría de Finanzas también fueron adquiridos bonos de DuPont, General Motors, Nabisco y American Express Master Trust. Asimismo se realizaron inversiones en acciones de Tritel –empresa de nuevas tecnologías– y en derivados financieros de esta misma compañía, según los documentos.

Los tres funcionarios responsables de las operaciones, según los contratos que tiene este diario, fueron: Rafael Moreno Valle y Fernando Manzanilla, secretario y subsecretario de Finanzas de Puebla, y José Daniel Morales Maíz. El broker contratado para realizarlas fue Pablo A. Kauffman, quien “es amigo de Moreno Valle”, según declaró Jorge Estefan.

El 13 de diciembre de 1999, Moreno Valle, Manzanilla y Antonio Shan, entonces tesorero de la Secretaría de Finanzas, firmaron con CIBC Oppenheimer, banco de inversión estadunidense que fue uno de los intermediarios de las operaciones, un “perfil del cliente”, paso previo a concretar la operación. En ese documento responden negativamente a la pregunta de si son “clientes, funcionarios o directivos de una corporación pública”.

Las operaciones fueron realizadas en instrumentos financieros que tienen un valor ligado al comportamiento de títulos inscritos en los mercados accionarios en que están invertidos. Y en la bolsa de valores, ya se sabe, se pierde o se gana. La Jornada tiene el registro de mayo a noviembre de 2000, en que el valor del portafolio –paquete de títulos– tuvo minusvalías o disminuciones de valor por 7 millones 801 mil 764 pesos de entonces.

 “Las pérdidas llegaron a ser hasta de 3 millones de pesos mensuales, en algunos periodos”, dijo Estefan.

Respecto del resultado de las operaciones en el exterior dispuestas por Moreno Valle como secretario de Finanzas de Puebla, Manzanilla comentó: “No tengo recuento de todas las inversiones que hicimos, porque se invirtió a lo largo de los años que estuvimos ahí en varios instrumentos. En el agregado, los rendimientos fueron positivos y muy por encima de las tasas libres de riesgo”. De momento no tuvo los datos sobre el saldo final de los rendimientos.

La Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública, órgano de control del estado de Puebla, revisó las operaciones realizadas por Moreno Valle. En noviembre de 2001 dictaminó que se trató de “inversiones sin autorización”.

Señaló: “Del análisis efectuado al rubro de inversiones se determinó que no existe fundamento legal que autorice la inversión en dólares y la salida de capitales al extranjero para su colocación en valores de alto riesgo sin previa autorización, al observarse que se invirtieron recursos por 106 millones 250 mil 983.21 pesos en el periodo comprendido del 14 de enero al 29 de septiembre de 2000”.

Cuando la revisión fue hecha, Moreno Valle era todavía militante del PRI. Los diputados del partido tricolor en el Congreso local aprobaron todas las cuentas públicas de los años en que el hoy panista fue secretario de Finanzas. Y entre los diputados que alzaron la mano estaban el hoy candidato priísta al gobierno estatal, Javier López Zavala; el dirigente priísta en el estado, Alejandro Armenta Mier, y José Luis Márquez, subcoordinador de la campaña.

“¿Por qué ahora sacan todo esto?”, pregunta Fernando Manzanilla en declaraciones a este diario. “Nuestra respuesta es que, de haber conocido toda esta información, claro que no se hubiera aprobado. El punto es que el Congreso local fue engañado, los diputados fueron engañados”, respondió Estefan Chidiac.

El priísta aseguró que las cuentas públicas, por más que estén aprobadas, “no implican una carta de liberación”. Consideró que la información ahora descubierta “es suficiente para presentar una denuncia penal”.

La forma en que el candidato panista llevó la Secretaría de Finanzas cuando era priísta fue el tema de discusión la semana anterior en la campaña electoral poblana.

El equipo de campaña del candidato priísta López Zavala aseguró que una de las formas en que Moreno Valle fue construyendo apoyos para conseguir ascenso político fue por medio de la entrega de dinero a “organizaciones de la sociedad civil” o “instituciones sin fines de lucro”. En 1999, la partida para este fin era de 592 mil 428 pesos. En 2002, último año completo del hoy candidato panista en la Secretaría de Finanzas, había aumentado a 77 millones 160 mil 778 pesos, es decir, 130 veces más.

Una de las beneficiadas fue la Academia Metropolitana, instancia que, según Estefan Chidiac, era presidida por Luis Maldonado Venegas, actual presidente de Convergencia –uno de los partidos de la coalición que apoya a Moreno Valle– y senador de la República. La organización recibió 24.2 millones de pesos.

“El punto es que estos apoyos, o subsidios, se daban a organizaciones civiles sin que exista un registro en el gobierno del estado, en la Secretaría de Finanzas o en el Congreso, de los bienes o servicios que eran pagados con ese dinero”, apuntó Jorge Estefan. “Los gastos se realizaron para generar compromisos y recursos para la precampaña de Moreno Valle”, añadió. “Partidas como la de recursos a la sociedad civil crecen con Moreno Valle como secretario de Finanzas y desaparecen cuando él dejó ese puesto”, apuntó.

Finalmente, desde la casa de campaña de Rafael Moreno Valle, el coordinador de la campaña, Fernando Manzanilla, responde: “Es muy curioso que después de siete años resulte que hay un problema con las cuentas, justamente en época electoral. Lo más curioso es que el candidato actual del PRI a gobernador y su primer equipo de campaña eran diputados y aprobaron las cuentas públicas”.

Fuente La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: